Teléfono  954 627 163   Email  
Plan de viabilidad

Somos especialistas en la elaboración de planes de viabilidad para:

  • Determinar la viabilidad de una idea de negocio.
  • Solicitar financiación a entidades de crédito o socios inversores.
  • Solicitar ayudas y subvenciones.
  • Para decidir si comprar o vender una empresa.
  • Para situaciones conflictivas y de concurso de acreedores.
Tipos de planes de viabilidad

Los planes de viabilidad pueden realizarse por diversos motivos y tener múltiples usos:

  • Planes de viabilidad de creación: permiten reducir el riesgo empresarial que existe en un nuevo negocio o en el desarrollo de una nueva actividad.
  • Plan de viabilidad de re-estructuración empresarial o pre-concursal: en situaciones de iliquidez, es la herramienta perfecta para evitar entrar en el concurso de acreedores o liquidar el negocio de manera ordenada sin entrar en el proceso concursal. Apoyado por la disposición adicional 4ª a la ley concursal.
  • Plan de viabilidad concursal: de obligado cumplimiento en todo concurso de acreedores ya sea para reflotar la empresa concursada como para liquidarla.
  • Plan de viabilidad de venta: en todo proceso de búsqueda de financiación privada o pública así como en opciones de traspasos o franquicias, se hace imprescindible exponer el conocimiento y ventajas del proyecto a realizar.

Ventajas, inconvenientes y costes

Le presentamos a continuación las principales ventajas, inconvenientes y costes del plan de viabilidad para empresas.

Ventajas
  • Desde una visión individual: conseguir la satisfacción de los acreedores, finalidad básica en todos los procesos pre-concursales.
  • Se persigue reflotar y dar continuidad a la empresa, negocio u otra situación particular, con todo lo que ello conlleva: conservación de puestos de trabajo, mantenimiento de la empresa ó patrimonio, discreción en el ámbito financiero y mercantil del deudor, control de la gestión y reducción significativa de los costes.
  • Rapidez del proceso: se consigue evitar todo el trámite concursal y llegado el caso, se puede conseguir la firma del plan de ajuste con los acreedores.
  • Los acuerdos pre-concursales: el diseño del plan de viabilidad puede contener bondades incluso ante situaciones finalistas que no dejan otra opción que la liquidación de la compañía, negocio y/o patrimonio, pues siempre habrá mayor independencia y autonomía e incluso transparencia con una ordenada liquidación, evitando la prolongación y dilación liquidatoria, que por lo general deriva de la intervención judicial.
  • Los costes bajan y son más asumibles ya que no se precisa de abogado y procurador, así como de otros gastos necesarios para la presentación del concurso de acreedores.
  • No es un proceso excluyente: el mismo plan de viabilidad pre-concursal, en caso de no llegar a convenio, es convertible en una solicitud de concurso voluntario con pocas horas de trabajo adicionales.
Inconvenientes
  • Puede ocurrir que la información aportada por el deudor para elaborar el plan sea incompleta.
  • La falta de apoyo de los directivos puede originar grandes problemas al ser ellos los que deban defender el plan ante los acreedores.
  • Falta de implicación de los promotores, con el riesgo de no aportar retroactividad al trabajo de los consultores pudiendo implicar esto, una pérdida de calidad del mismo.
  • Especificaciones y requisitos cambiantes que pueden originar retrasos en los plazos, agravándose, por tanto, la situación de insolvencia.
  • El incumplimiento de los plazos planificados, deteriora la situación de la empresa o patrimonio, favoreciendo a los acreedores y pudiendo estos últimos, solicitar el concurso necesario.
  • Negativa de llegar a convenio por parte de los acreedores poseedores de la mayoría de la masa pasiva ordinaria, lo que implica tener que descartar esta vía y proceder al concurso de la empresa o la venta de la misma.
Costes

Al igual que en los concursos de acreedores, los costes pueden variar dependiendo de:

  • La dimensión de la empresa.
  • La organización de la misma.
  • El estado de la contabilidad.
  • La dispersión y/o concentración del negocio. .
  • El tipo de deudor si es persona física ó jurídica…

Un plan de viabilidad puede elaborarse con cierta probabilidad de éxito desde precios razonables. La negociación del plan corre a cargo de los promotores y en caso de llegar a convenio, los documentos de conciliación podrán ser proporcionados por nosotros.